Nepal, el techo del Mundo

“Quien ha escuchado alguna vez la voz de las montañas, nunca la podrá olvidar”.

(Provebio tibetano)

 

 Nepal es uno de esos remotos territorios que se asocian con la aventura, el misticismo y el exotismo, un Shan-gri-la nutrido por las apasionantes vivencias de expediciones en pos de coronar sus altas cimas, por leyendas tan atractivas como la del hombre de las nieves, o por arraigadas tradiciones.

 En su reducido territorio se encuentran varios parques naturales y 8 de las 14 cumbres más altas del planeta en la cordillera del Himalaya, por lo que el sobrenombre de “el techo del mundo” parece más que acertado.

 Pero, al margen de su poderosa geografía, Nepal es a su vez un interesante crisol de religiones, tradiciones, territorios y gentes, que engloba a más de 30 grupos étnicos. Mitad indú, mitad tibetana, hinduista y budista, Kathmandú es una muestra de los contrastes y encantos de Nepal, pero la visita de las antiguas capitales medievales del valle es obligada: Boudanath, Patan, Bhaktapur parecen petrificadas en el tiempo y son todas Patrimonio de la Humanidad (ver vídeo).

Comparte la galería

Diseño Web:

ONE WEB Disseny