Portugal, los colores del Atlántico

“A quien ha visto la luz, le es imposible vivir entre las sombras”

(Provebio egipcio)

 

 Nuestro vecino atlántico comparte con nosotros historia y pasado común, quizás por ello y por la hospitalidad de su gente, cuando uno visita Portugal se siente como en casa.  Más de 850 kilómetros de playas atlánticas, paisajes vírgenes, un importante patrimonio cultural y una sabrosa gastronomía hacen de Portugal un lugar imprescindible.

 Su capital Lisboa, señorial y colorista, enclavada en la desembocadura del Tajo se halla dispersa sobre siete colinas en cuyos barrios se puede observar el sentir del alma portuguesa: Baixa, el corazón de la ciudad, Chiado y Barrio Alto, bohemio y vanguardista, Alfama: medieval y casi en ruinas.

 En sus alrededores localidades de gran interés como Sesimbra, Cascais, el Cabo Espichel, la Albufeira o la fantástica Sintra, con sus edificios públicos y quintas de una belleza romántica y decadente y su Castello da Pena, como surgido de la imaginación de un niño.

 Sin lugar a dudas Portugal bien merece una visita.

Comparte la galería

Diseño Web:

ONE WEB Disseny