Córdoba, la ciudad de las flores

 Situada en los márgenes del río Guadalquivir, fué fundada por los romanos en el siglo I a.c. llegando a ser capital de la provincia Bética, y con personajes como Séneca y Lucano.

 Conquistada por los árabes en el 711 d.c. se convirtió en la capital del Califato Omeya de Occidente, llegando a tener en el siglo X cerca de un millón de habitantes, y convirtiéndose en la ciudad más grande, más culta y más rica del mundo conocido. Los filósofos Averroes y Maimónides fueron un claro exponente del nivel cultural de Córdoba en esa época.

 

 El paso de romanos, musulmanes, judíos y cristianos ha dejado una huella imborrable en la historia de la ciudad, pruebas de ello son: el Puente Romano, la Mezquita-Catedral de Córdoba, erigida por Abderramán I y considerada el lugar musulmán más sagrado después de La Meca, el Alcazar de los Reyes Cristianos, la Iglesia de San Francisco o la de Santa Marina de Aguas Santas.

 Pero cuando Córdoba se muestra en todo su esplendor es durante la Fiesta de los Patios (patrimonio inmaterial de la UNESCO) y en las Cruces de Mayo.

 Antaño fué la capital del mayor Califato del mundo árabe. Hoy es la ciudad de la cultura y de las flores.

Comparte la galería

Diseño Web:

ONE WEB Disseny