Del Atlas al valle de las Kasbah

“Es en lo más estrecho del desfiladero donde comienza el valle.”

(Proverbio persa)

 

 Cruzamos la cordillera del Atlas hasta los valles de las kasbah, acompañados por la hospitalidad del pueblo bereber. Desde Imilchil, en el Alto Atlas, a 2.300 mts. de altitud y poblada por pastores nómadas, recorremos el "plateau des lacs" con los lagos Tislit e Iseli, cubiertos de nieve gran parte del año, hasta descender por la garganta del Dadés hacia Ouarzazate. Descubrimos las formaciones rocosas del valle del Dadés, como los “Dedos de mono”, y la riqueza arquitectónica de sus construcciones tradicionales, los Ksar y las Kasbah pefectamente integrados y mimetizados con el entorno, como la de Ait-BenHaddou. Una travesía inolvidable que nos permite conocer la vida del pueblo bereber y sus costumbres.

Comparte la galería

Diseño Web:

ONE WEB Disseny