El Budismo, más que una religión, es una forma de entender la vida.

En el Budismo, hombres, mujeres y niños, dedican parte de su vida a la práctica de su fé, tomando el hábito y los votos, e ingresando en un monasterio.

La figura del monje tiene una relevancia especial en muchas religiones, sobre todo en los países del continente asiático, donde la fé budista e hinduista tiene mucho arraigo. Aquí su presencia es como un símbolo de sus creencias. Por ello se les venera y respeta, siendo parte de las obligaciones de todo buen creyente, facilitarles comida y habituallamiento. Cada mañana miles de monjes salen a la calle con sus cuencos para pedir, y la gente responde a cambio de una bendición. Luego se retiran a sus monasterios a estudiar y practicar sus oraciones.

Comparte la galería

Diseño Web:

ONE WEB Disseny